A prestar atencion al piso

Share this post

“Puede parecer un extraño principio de enunciar como el primer requisito de un hospital que no debe hacer ningún daño a los enfermos”.

Florence Nightingale.

 

Se calcula que en los Estados Unidos mas de 600 mil pacientes adquieren anualmente infecciones en hospitales de cuidados agudos (1 en cada 25 paciente hospitalizado)  y que 75 mil muertes son atribuidas a dichas infecciones. El costo aproximado de las 5 causas mas comunes infecciones intrahospitalaria se estima en 10 mil millones de dólares.   La OMS indica que de cada 100 pacientes hospitalizados en un momento dado , 7 en los países desarrollados y 10 en los países en desarrollo adquirirán al menos una infección asociada con la asistencia sanitaria

La limpieza y desinfección ambiental en la áreas hospitalarias son un elemento importantísimo de cualquier programa serio de control de infecciones en hospitales y aunque no todas la infecciones son prevenibles tiene sentido invertir dinero y esfuerzo en eliminar patógenos de los cuartos de los pacientes hospitalizados.

En lo que se refiere a las labores de desinfección y limpieza en los cuartos de hospitalización , con frecuencia se hace un esfuerzo en limpiar las superficies que frecuentemente son tocadas por los pacientes (mesas, barandas de camas, controles de televisores y luz, etc.) y nos olvidamos de otras áreas porque existe la percepción de que no son frecuentemente manipuladas por ellos. Este mes, dos artículos han investigado el potencial problema que acarrea el ignorar estas áreas. Me refiero al piso y las cortinas de los cuartos de hospitalización.

El primer estudio fue realizado en el Louis Stokes Cleveland Veterans Affairs Medical Center. Se seleccionaron diez pacientes que permanecían en precauciones de contacto debido a infecciones por Clostridium difficile y o portadores de Staphylococcus aureus resistente a meticilina. Por cada paciente se inoculo un área del piso de 30 x 30 cmcercano a la cama con 2 ml de agua estéril que contenía 1 X 108 unidades formadoras de placa por mL de un bacteriophage denominado MS2 (un virus ARN, sin envoltura que no es patógeno). El agua se dejo secar al aire ambiente y el paciente no tubo conocimiento de donde había sido inoculado el virus y el personal del hospital tampoco estaba en conocimiento del estudio. El protocolo de limpieza de los cuartos se mantuvo como es realizado usualmente y esta actividad fue monitoreada diariamente con marcadores fluorescentes encontrándose que mas del 85 % de los sitios marcados fueron eliminados satisfactoriamente. Se tomaron muestras diarias por los siguientes tres días de diversas áreas del cuarto (a diversas distancias), las manos y calzados del paciente.  El virus fue detectado en múltiples superficies de todos los cuartos evaluados al primer día después de la inoculación y en días subsecuentes. No solo eso, la contaminación también fue común en superficies de contacto elevado en cuartos adyacentes, estaciones de enfermería y equipos portátiles.

El segundo estudio fue realizado en el Medical College of of Wisconsin, en Milwaukee y en el se tomaron muestras de 20 cortinas de 10 cuartos de hospitalización en el área de terapia intensiva (nos referimos a las cortinas utilizadas para dar privacidad al paciente). Esta cortinas había sido previamente tratadas utilizando tecnología basada en silano el cual debe inhibir el crecimiento bacteriano (en teoría el silano esta cargado positivamente y la membrana celular bacteriana negativamente. Cuando la bacteria entra en contacto con el material tratado con silano se produce la destrucción celular).

De las 20 cortinas, 95 % mostro crecimiento bacteriano incluyendo Acinetobacter spp, Pantoea spp, Enterococcus spp, etc.

Ya estudios anteriores había demostrado que las cortinas de cuartos de hospitalizaciónson rápidamente contaminadas por microorganismos patógenos. Según un estudio publicado en el2012, el 92 % de las cortinas colocadas durante el estudio fueron contaminadas durante la primera semana después de la instalación. Este nuevo estudio al cual no acabamos de referir sugiere que incluso aquellas cortinas tratadas con tecnología antimicrobiana están frecuentemente contaminadas con patógenos bacterianos.  Por lo tantos estas cortinas deberían ser desinfectadas o cambiadas entre pacientes o eliminadas por completo.

Referencias:

Eyal Zimlichman y colaboradores. Health care-associated infections: a meta-analysis of costs and financial impact on the US health care system. JAMA Intern Med. 2013;173(22):2039-2046.

10.1001/jamainternmed.2013.9763

Magill SS y colaboradores. Multistate point-prevalence survey of health care–associated infections. N Engl J Med. 2014 Mar 27;370(13):1198-208.

10.1056/NEJMoa1306801

Sreelathan Koganti y colaboradores. Evaluation of hospital floors as a potential source of pathogen dissemination using a nonpathogenic virus as a surrogate marker. Infect Control Hosp Epidemiol 2016; 1-4

10.1017/ice.2016.181

Shela A. Sridhar y colaboradores. Antimicrobial curtains: are they as clean as you think?  Infect Control Hosp Epidemiol. 2016;

10.1017/ice.2016.186

Schweizer M y colaboradores. Novel hospital curtains with antimicrobial properties: a randomized, controlled trial. Infect Control Hosp Epidemiol. 2012.

10.1086/668022

Michael Ohl y colaboradores. Hospital privacy curtains are frequently and rapidly contaminated with potentially pathogenic bacteria. Am J Infect Control. 2012. Volume 40, Issue 10, Pages 904–906.

http://dx.doi.org/10.1016/j.ajic.2011.12.017

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Ingresa tu correo electrónico para recibir las más recientes noticias.


Respetamos tu privacidad.

Subscribe!